Franquicia Las Termas de Ruham
Franquicia Vilsa Grupo Inmobiliario

Entrevistamos a Natividad González, Franquiciada de la franquicia Son tus aromas

Sólo puedo decir que el trato fue tan profesional y a la vez tan humano, que no pude por menos que pensar que estaba acertando de pleno.

Martes, 16 de junio de 2015

Entrevistamos a Natividad González, Franquiciada de la franquicia Son tus aromas¿Qué actividad realizabas antes de convertirse en franquiciado de Son tus aromas?
He trabajado en un hospital público durante 18 años, pero lo cierto es que en mi familia ha existido siempre tradición emprendedora y negocios propios. Y de todos modos, estar casi dos décadas cuidando de personas enfermas y atendiendo también a sus familiares, es una buena experiencia para estar de cara al público ¿no?

¿Has asistido a alguna Feria de Franquicias?
Sí, mi marido y yo estuvimos en Expofranquicia, en Madrid, pero la verdad es que no le vimos mayor interés. Hoy en día, con el contacto inmediato que proporciona Internet, ya no es necesario ir a una feria a ver lo que se cuece en el mundo del comercio: contactas, pides información, te la mandan, y si tienes interés conciertas una cita para conocer más de cerca los detalles o el negocio del que se trate.

¿Por qué elegiste entrar en la franquicia Son tus aromas? ¿Cuáles fueron las razones principales?
Primero pensé en una tienda de moda, con tallas especiales, pues buscaba algo enfocado a la mujer: lencería, complementos… Pero en cuanto tuve noticias de este nuevo concepto de negocio, el de las perfumerías especializadas cuyas fragancias se comercializan bajo nombre del distribuidor, y por tanto pueden presumir de ser low-cost, que es algo que le gusta a la gente, y no me lo pensé dos veces.
Hice una pequeña prospección en el mercado, me puse en contacto con la central de Son tus aromas, en Denia, y fui a visitarles. Sólo puedo decir que el trato fue tan profesional y a la vez tan humano, que no pude por menos que pensar que estaba acertando de pleno.

Según tu experiencia, ¿cuáles son los puntos fuertes de Son tus aromas frente a la competencia?
A ver, la base del negocio la constituye una extensa gama de perfumería, con más de 150 referencias de extraordinaria calidad para mujer, hombre y niño (en las que el cliente paga hasta un 70% menos, en muchos casos...) Pero la verdadera diferencia con el resto es que además, para incrementar el tique medio de su red de tiendas, en Son tus aromas ofrecemos productos de cosmética y maquillaje, una línea completa de baño y aromaterapia, así como ambientadores tanto para el hogar como para el coche –estos sí, con marca del fabricante–, y que posibilita la creación de cestas de regalo o la adquisición de ellas ya elaboradas en origen. En su conjunto constituye un variado y amplio catálogo, compuesto por más de 1.500 artículos, donde nuestros clientes siempre pueden encontrar el producto de su interés. Y lo que es más importante: volver, repetir, recomendarnos…

¿Qué apoyo recibes de la central de franquicias?
La verdad es que no tengo queja: la central nos ha brindado un apoyo continuo, tanto en la que se refiere a la asistencia para la apertura, ayudándonos en la elección del local, en la colocación del producto y de la cartelería y en la inauguración del mismo; y también en la asistencia post-apertura: te resuelven cualquier duda o problema que te surja en el día a día de la actividad.

Lo bueno de sentirse tan acompañado es que puedes ocuparte de tu negocio con competencia y con capacidad real de gestión, sabiéndote apoyada, y no teniéndote que ocupar más que de lo realmente importante: la venta a tus clientas”.

¿Has recibido apoyo económico (directo o indirecto) de la franquicia?
Lo bueno que tiene también Son tus aromas, respecto a otras posibilidades que estudiamos, es que te permite financiar la puesta en marcha del negocio. Que conste que pocos conceptos de franquicia actuales, que sean medianamente serios, permiten poner en marcha un establecimiento tan recoleto por una inversión tan baja; lo que permite que emprendedores que no dispongan de un gran capital puedan también ejercer su derecho de entrar en el mundo de los negocios. Pero es que además es prácticamente un ‘llave en mano’, que permite aplazar el pago de un 30% de la inversión en seis meses, no cobra ningún tipo de royalties o pagos periódicos que lastren al franquiciado en el momento más delicado, que es el del arranque; sólo se paga por la mercancía...

¿Te costó mucho encontrar emplazamiento? ¿Cómo es tu perfumería Son tus aromas?
La verdad es que estuvimos interesados, preguntando y negociando con tres locales, antes de recibir un “chivatazo” de que el que ocupa nuestra perfumería en la actualidad quedaba libre. Era como un sueño: conocía el local de toda la vida, era más barato que los otros, y encima tiene la fachada diáfana, pues delante de la tienda hay una parada de autobús sin marquesina que entorpezca su visión. Así que hablé con la dueña, y encima resultó ser una persona encantadora: no me puso ni fianza por ser vecina del barrio…

Tengo 15 metros cuadrados, pero muy bien aprovechados. La tienda ha quedado muy mona, la verdad. Y cuento con algo más de 200 referencias, entre perfumería, Cosmética y maquillaje, etcétera.

¿Como ha sido el arranque? ¿Estás satisfecha?
Hombre, a lo mejor está aún muy reciente, y con el verano de por medio, pero no me quejo porque me ha servido para darme a conocer. Y en cuanto vuelva la actividad escolar –tengo el colegio de mi hijo casi, casi enfrente– me va a faltar tiempo para poner en conocimiento de cada madre que pise el patio la existencia de mi tienda Son tus aromas

¿Qué le recomiendas a los futuros franquiciados de Son tus aromas?
Pues que empleen el sentido común. Es cierto que el negocio de la perfumería de marca blanca y low-cost es un concepto que está “de moda”, y eso atrae clientes, dispara la demanda, porque la gente quiere saber qué tiene de especial, por qué despierta interés. Lo bueno es que Son tus aromas mantiene unos estándares elevados de calidad en sus productos, y eso hace que la gente repita. El cliente demanda low-cost, pero con una cierta calidad. Está dispuesta a pagar menos, e incluso encantada de hacerlo, pero dentro de unos límites. Es un negocio que ha nacido con la crisis, y ésta le ha impulsado, pero desde luego ha llegado para quedarse: antes, uno no se planteaba comprar genéricos; pero ahora que los ha probado no está dispuesto a pagar siempre por el original, cuando puede obtener algo muy parecido por menos de la mitad de su precio.

Pero además han de tener en cuenta que es relativamente sencillo de montar y sumamente asequible, y que tiene ya una trayectoria de éxito demostrado…
Compartir: Comparte esta entrevista en Facebook Comparte esta entrevista en Twitter Comparte esta entrevista en Google + Comparte esta entrevista por correo