Franquicia Vilsa Grupo Inmobiliario
Franquicia Debuenatinta

La Sureña saca su lado más social

La segunda marca de franquicias de éxito del grupo Restalia, apuesta por unas nuevas políticas de integración de discapacitados, modelo que aspira a extender de manera progresiva.

Viernes, 08 de mayo de 2015

El grupo multimarca propietario de franquicias de restauración de éxito, Restalia, siempre ha destacado por no dejar las políticas sociales a un lado. Ahora, la compañía hace una apuesta clara de la mano de la segunda de sus marcas, Cervecerías La Sureña, y uno de sus restaurantes ubicado en Coslada, donde instalará la primera prueba piloto.
La Sureña saca su lado más social
En el restaurante ubicado en esta localidad madrileña, Restalia ha incorporado a 12 personas con discapacidad en su plantilla, quienes desarrollaran las funciones tanto de cocineros y camareros como de gerentes. Este proyecto, nace con voluntad de continuación, mientras aspira a extenderse a restaurantes ya existentes de esta cadena, así como a otros que se inauguren próximamente, y a sus otras dos marcas de franquicias 100 Montaditos y TGB.

Restalia ha manifestado querer integrar permanentemente estas nuevas políticas en la estrategia de Responsabilidad Corporativa de la compañía, con el fin de promover una mayor integración social y empresarial de las personas discapacitadas. Para el holding, la cultura corporativa socialmente responsable es esencial en una empresa que respeta y promueve valores éticos, y también lo es para los consumidores que cada vez demandan más este tipo de prácticas, y para los franquiciados, quienes son favorables a poner en marcha proyectos de inserción laboral.

Entre los objetivos de esta política, Restalia también acomete labores la sensibilización; en la actualidad son muchas las personas discapacitadas que encuentran obstáculos a la hora de entrar en el mercado laboral por su propia condición, que en muchos casos, no es impedimento para desarrollar las labores propuestas. Por ello, el holdging desea abrirles las puertas, ayudándoles también en su deseo de desarrollar una profesión.

En palabras de Sara Vega, directora de Comunicación de Restalia: “el rol de las compañías ha cambiado considerablemente en los últimos años y en la actualidad tenemos la obligación social de ser responsables con las sociedades en las que operamos. Es nuestro deber integrar en el mercado empresarial a las personas con discapacidad, así como sensibilizar a la gente de su valía profesional”.

En palabras de uno de los integrantes del programa de Cervecería La Sureña en Coslada, “siempre es de agradecer que las empresas den un paso adelante en términos de inserción laboral y que hagan posible que personas con discapacidad puedan demostrar su valía y desarrollar una vida profesional sin diferencias respecto al resto de la población”.
Compartir: Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Comparte esta noticia en Google + Comparte esta noticia por correo