Franquicia Devuelving.com
Franquicia By Mascota

Entrevistamos a Jorge Cuevas, Responsable de la franquicia Ponuvid

"Cubrimos una necesidad y nos hemos propuesto una reducción notable de sanciones y de riesgos de accidentes."

Martes, 11 de julio de 2017

Entrevistamos a Jorge Cuevas, Responsable de la franquicia PonuvidAP. Desde el inicio de la crisis financiera, hará ya 10 años, España se ha convertido en un país de autónomos, las altas tasas de paro debidas a la destrucción constante de empleo son casi irreparables en mucho tiempo siendo durante estos años de desconcierto e inseguridad económica un auténtico vivero de emprendedores.

Aquí y aprovechando esta rotura en el mercado laboral, llega Ponuvid con un Know How de origen alemán a implantar algo que no es nuevo pero sí completamente europeo, los chóferes de alquiler al servicio de aquellos que por cualquier motivo no estén en condiciones de conducir después de una cena o una noche de fiesta.

AP. ¿Cómo se les ocurrió la idea?

JC. Bueno realmente no fue una ocurrencia, analizamos los mercados permanentemente e intentamos cubrir carencias evidentes. En España no estaba todavía resuelto lo de regresar a casa sin riesgo después de una noche de fiesta, controles policiales, altas sanciones, pérdida de puntos y lo más lamentable un decreciente pero todavía altísimo numero de muertos en la carretera, donde algo más del 50% están afectados desgraciadamente por una excesiva ingesta de alcohol y un porcentaje también mas que notable afectados por algún que otro tipo de estupefaciente.

AP. ¿Cómo empezaron en España y por dónde?

JC. Pues empezamos con mucho miedo (sonríe). No sabíamos realmente cuando empezamos a contarle a las Instituciones del Estado, (Ayuntamientos, DGT, Fuerzas policiales, etc) que reacción tendrían y ya habíamos importado parte de una pequeña flota de vehículos, pero la reacción fué magnífica y nos animaron a establecernos y así lo hicimos.
Y en cuanto a la segunda parte de la pregunta empezamos tímidamente en la Costa Brava y paralelamente en la Marina Baixa en Alicante, estas fueron nuestras dos primeras implantaciones con 15 vehículos 6 motos plegables y 9 coches.

AP. Y cuál es realmente el secreto de su funcionamiento?

JC. No es especialmente un secreto, simplemente nuestros clientes directos o a través de cualquier local de moda, nos hacen una llamada a nuestro teléfono único requiriendo el servicio y en un plazo aproximado de 15 minutos y a través de un eficaz geolocalizador que va incluido en nuestra APP un chófer profesional se persona donde está el cliente, ambos recogen el propio vehículo del cliente afectado y el chófer le regresa a su domicilio.

AP. ¿Y el chófer como regresa a su base?

JC. Bien, tenemos dos sistemas, para distancias cortas el chófer se desplaza personalmente en una moto de 49cc plegable, la pliega y la enfunda y la introduce en el maletero del coche del cliente, cuando llega a su destino, vuelve a poner la motocicleta en situación de conducir y regresa por sus propios medios.
Cuando la distancia es mayor, extrarradios u otra población fuera de la ciudad, un vehículo nuestro dotado de dos conductores se acerca al lugar donde está el cliente, realizan el mismo protocolo y el conductor que se ha desplazado en el coche del cliente es recogido por un vehículo de nuestra flota y es regresado también a la base para realizar el siguiente servicio.
Funcionamos de manera muy coordinada tanto los que se desplazan en moto como en coche, desde la central conocemos exactamente la localización de todos nuestros hombres así como de los vehículos y recorridos en curso o en espera.

AP. Son Uds. unos auténticos Ángeles de la noche

JC. En absoluto, simplemente cubrimos una necesidad y lo cierto es que nos hemos propuesto una reducción notable en las zonas donde actuamos de sanciones y de riesgos de accidentes, esto no nos convierte en Ángeles sino en ciudadanos prudentes. No hace falta desafiar al destino con un par de copas de más e intentar llegar a casa.

AP. ¿Qué sucede cuando el cliente se encuentra en una situación ya límite, digámoslo de manera popular, cuando alguien está completamente bebido.

JC. Antes de cada servicio intentamos valorar el estado del cliente, si realmente está digamos pillado por el alcohol y en lugar de llamarnos él nos llama el encargado de una sala o un camarero de barra describiendo la situación solemos acudir igualmente pero en algunos casos recomendamos la llamada al servicio de taxis y en algún caso ya muy extremo hemos llegado a avisar a los servicios médicos de la zona. En este tipo de negocio no todo vale, queremos favorecer unas situaciones concretas y las resolvemos, algunas veces gratuitamente pues en el momento que entramos en acción lo primero es resolver a satisfacción.

AP. Nos encantaría estar con Ud. Charlando toda la noche, pero observo que los teléfonos empiezan a sonar y llega la hora de empezar esta actividad frenética nocturna y no queremos interrumpir, solamente darle las gracias y emplazarlo para otra otra ocasión para que nos cuente cosas interesantes de la noche.

JC. Gracias a ti Almudena, cierto que ya empieza la hora de la concentración, la máxima atención con todo, no es un trabajo especialmente frenético aunque lo parezca, es un trabajo francamente interesante y en cuanto al mundo de la noche es realmente especial, el dicho castellano se hace cierto por aquello de “es la noche y el día”, realmente uno no se parece nada al otro.

Almudena Pacheco para Aves Nocturnas
Compartir: Comparte esta entrevista en Facebook Comparte esta entrevista en Twitter Comparte esta entrevista en Google + Comparte esta entrevista por correo